Logo Amway

Blog oficial Amway Honduras

  • Skin Care
  • cuidado de la piel
  • Hidratacion
  • Tipos de piel

¿Sabes cuál es tu tipo de piel? Te decimos cómo identificarla

16-11-2021

Existen distintos tipos de piel que varían según su hidratación, textura y cuidados. Cada piel es un mundo, y además, cambia con los años. Y al hablar de tipos de piel descubrimos que hay diversas clasificaciones, unas más exhaustivas que otras. La que te compartimos a continuación es una de las más completas. Sigue leyendo y te contaremos de algunos tips que pueden ayudarte a identificar el tuyo.

 

Si en general tu piel...

  • Luce niveles satisfactorios de hidratación y humectación resultado de una producción equilibrada de grasa y sudor, tiene una textura suave, flexible, sin brillo aceitoso, no se descama y presenta pocas espinillas o granitos, entonces es de tipo normal. La mejor forma de cuidarla es con productos de limpieza, nutrición, tonificación e hidratación que ayuden a mantener ese balance. 

 

  • Se ve brillosa en frente, nariz y barbilla, y seguido ves ahí puntos negros, poros abiertos, espinillas y sebo, pero el resto de tu cara se aprecia seca y sin imperfecciones, entonces sería de tipo mixto o combinado. Este tipo pone ciertos retos para su cuidado, porque hay que utilizar distintos productos que atiendan específicamente las necesidades de cada área sin afectar a la otra.

 

  • Tiene espinillas frecuentemente o siempre, poros dilatados, su textura es gruesa y su apariencia demasiado brillosa, entonces su tipo es graso. Necesita atención constante, limpiezas profundas cada cierto tiempo para controlar la sobreproducción de sebo y retirar los excedentes. Al mismo tiempo, esa grasa natural es un beneficio, pues debido a esta característica es el tipo de piel que envejece más lentamente.

 

  • Posee una textura delicada y tirante, es delgada, se descama fácilmente, tiene poros muy pequeños, rugosos, con cero brillo, conserva poca humedad, produce poco o nada de sebo y además es muy susceptible a padecimientos infecciosos, entonces su tipo sería seco. Su principal demanda es la humectación constante y de buena calidad que le ayude a completar sus requerimientos.  

 

  • Produce suficiente grasa natural para humectarse, pero notas la aparición de rayitas o rajas, esto podría sugerir que su tipo es deshidratado. No siempre se le considera así y es muy frecuente que se le trate como si fuera seca; sin embargo, en estos casos su necesidad principal es la hidratación.

 

  • No soporta variaciones de temperatura de agua ni aire, se irrita con cualquier producto de skincare o cosméticos, sufre de alergias y comezón todo el tiempo, tiene venitas y rojeces muy visibles, entonces es del tipo delicado o sensible, que precisa el doble o más de cuidados que los demás tipos, además de productos dermofarmacéuticos y protectores solares de amplia cobertura.

 

Más allá de los tipos de piel.

El consenso en el gremio de la salud de la piel es que lo mejor es no exponerla a limpiadores cuyo pH sea muy alto; para que te des una idea, el pH de este órgano varía entre 4.5 y 5.8, por eso hay que elegir productos cuyas fórmulas coincidan con estos índices.

 

Otras recomendaciones son no someterla a humedad constante ni a cambios bruscos de temperatura, tampoco rociarle directamente sustancias como el perfume y, desde luego, no abusar cuando nos expongamos a la radiación solar.

 

Esto aplica igual para la piel del resto del cuerpo, que aunque no tenga las mismas características que la del rostro, también requiere que la consientas como se merece. La loción Corporal Refrescante G&H Refresca+™ puede ayudarte a lograrlo, aportándote una sensación de frescura e hidratación hasta por 24 horas gracias a su fórmula de ligera textura que se absorbe rápidamente y a su mezcla exclusiva de ingredientes naturales y botánicos con aloe vera, extractos de semilla de uva y té verde. ¿Tienes curiosidad sobre cómo puede proteger y humectar tu piel? Mira esto.

 

Asimismo, llevar un estilo de vida saludable, con una alimentación variada y rica en nutrientes, rutinas de ejercicio placenteras y una actitud positiva frente a la vida son tan importantes como los productos que uses. Recuerda, hay tantas soluciones como tipos de piel, y ante cualquier duda que tengas sobre cuáles son adecuadas para ti, acude con especialistas.

 

Tu vida como tú la quieres incluye escuchar lo que tu piel necesita para verse cuidada y linda. ¿Cuál es tu secreto?