Logo Amway

Blog oficial Amway Honduras

  • Skin Care
  • Skin Nutrition
  • cuidado de la piel
  • Limpieza
  • Hidratacion

Cuidado de la piel: los 6 errores más comunes

08-11-2021

La piel es el órgano más extenso de tu cuerpo, y además de protegerlo del mundo exterior, ayuda a que mantenga su temperatura perfecta y juega un rol protagónico en la producción de vitamina D, esencial para un sistema inmune sano. Por cierto, ¿sabías que se renueva aproximadamente cada 21 días y que pesa entre 4 y 5 kilos?

 

El cuidado de la piel no depende nada más de los productos que utilizamos, sino de una combinación de buenos hábitos como comer bien, hidratarnos y mantener una vida activa. Entérate de algunos errores que cometemos en el día a día, que sin darnos cuenta están dañando nuestra piel.

 

Según la Academia Americana de Dermatología (AAD) lo estás haciendo mal si:

1. Usas productos que no son adecuados para tu tipo de piel

Sí, cada persona es única, obviamente su piel también, y para mantener su aspecto saludable y hermoso durante toda tu vida necesitas satisfacer sus requerimientos específicos ya sea normal, mixta, grasa, seca, sensible, o si requiere atención especial debido a algún padecimiento. Todo lo que hagas por ella te lo recordará cada que te veas al espejo.

 

2. No te pones protector solar

El cuidado de la piel no se limita a lo cosmético. Todo el tiempo ocurren en ella infinidad de procesos celulares a distintos niveles, y si no la ayudas en su misión de cuidarte de la radiación solar, aumenta el riesgo de aparición de arrugas prematuras, manchas e incluso cáncer. Elige un protector solar con alto factor de protección y que sea el indicado para tu tipo de piel, limita tu exposición al sol a máximo 15 o minutos al día y evítalo entre las 10 y las 16 horas. 

 

3. No lavas tu cara correctamente

En ocasiones, un acelerado estilo de vida puede jugar en tu contra a la hora de ser constante con tus hábitos de cuidado de la piel, pero recuerda que tu constancia siempre obtendrá recompensa. Limpia tu cara al despertar para eliminar grasa y bacterias acumuladas mientras duermes, y repite por la noche para que tu piel respire libre de suciedad, contaminación atmosférica, humo y maquillaje (si lo utilizas). Esto también la apoya en sus procesos de renovación. Puedes usar un jabón suave, como la Barra de Jabón Nutritiva G&H Nutre+™, cuya fórmula cremosa con miel de azahar, manteca de karité y aceite de semilla de calabaza ayuda a mejorar la textura de tu piel, nutriéndola y reconfortándola, además de que está dermatológicamente probada.

 

4. Fumas

La nicotina reduce el tamaño de los vasos sanguíneos, lo que causa que llegue menos oxígeno y nutrientes a tus células, y otros químicos presentes en el cigarrillo pueden provocar alteraciones moleculares que afectan la calidad y elasticidad de tu piel. Además, el movimiento de fruncir los labios mientras fumas influye en la aparición de líneas de expresión.

 

5. Tallas o rascas para quitar imperfecciones

Hacerlo es una de las grandes tentaciones o manías, pero creer que con eso desaparecerán brotes o granitos es un grave error que daña las capas de la epidermis, lleva bacterias que pueden agravar el problema, perjudica el proceso natural de curación de tu piel y puede dejarte feas cicatrices.

 

6. Sufres demasiado estrés

Hay evidencia de la relación entre la piel y el sistema nervioso, lo cual explica por qué el estrés o tensiones excesivas se reflejan en nuestra piel o empeoran padecimientos ya existentes. La recomendación es probar maneras para reducirlo o eliminarlo cuando sea posible, ya sea mediante actividad física, meditación, conversar con personas queridas o buscar apoyo profesional. 

 

¡Cuidado con la información inexacta, dudosa o falsa!

De acuerdo al estudio “Fake news in dermatology. Results from an observational, cross-sectional study”, realizado entre 2019 y 2020 por el área de dermatología del Hospital Clínico San Carlos, con sede en Madrid, el 64.7% de los contenidos analizados sobre cuestiones dermatológicas y compartidos en redes sociales son imprecisos, inexactos o confusos, y que lamentablemente son los que más interés generan. Por eso es importantísimo que si notas algún cambio en tu piel o tienes cualquier inquietud al respecto, acudas con especialistas.

 

Tu vida como tú la quieres empieza con cuidarte por dentro y por fuera, eligiendo siempre lo mejor para ti.