Logo Amway

Blog oficial Amway Honduras

  • Tips
  • Vida Sana
  • Nutricion
  • Bienestar
  • Salud
  • Vitaminas

Vitaminas y minerales esenciales para reforzar un sistema inmune

08-09-2021

Evitar enfermedades que pueden dañar tu organismo, está en tus manos, si quieres saber cómo hacerlo de forma natural, este artículo es para ti.

 

Las enfermedades logran entrar a nuestro cuerpo cuando nuestro sistema inmune se encuentra débil, el cual es el encargado de protegernos frente a bacterias, virus, hongos y parásitos que pueden enfermarnos, causando infecciones que dañan nuestra salud. Por si fuera poco, el sistema inmune es capaz de destruir las células cancerosas.

 

Cabe mencionar que el sistema inmunitario está en todas partes del cuerpo como son: la piel, las membranas mucosas, los glóbulos blancos y los órganos y tejidos del sistema linfático (bazo, amígdalas, los ganglios y vasos linfáticos y la médula ósea).

 

El sistema inmune está compuesto por tres capas de defensas que se dividen en barreras fisiológicas, inmunidad innata e inmunidad adaptativa. Estas líneas de defensa actúan de forma natural y cumplen su función de protegernos contra enfermedades y agentes infecciosos.

 

 

A continuación te diremos las vitaminas y minerales que te ayudan a tener un sistema inmune fuerte y listo para protegerte:

 

  • La vitamina C es la mejor referencia en cuanto a sistema inmune se refiere, sobre todo por la relevancia que ha cobrado durante la pandemia y la importancia de protegernos ante el COVID-19 a través de una alimentación balanceada. Esta vitamina se encuentra en cítricos, frutas, pimientos y espinacas y es la clave para que el sistema inmune afronte a los virus e infecciones a los que podemos estar expuestos, ya que aumenta la producción de células blancas, enzimas y anticuerpos que son fundamentales para combatir enfermedades.

 

  • La vitamina C también tiene efectos antioxidantes y antiinflamatorios, ayudando a nuestro cuerpo a afrontar las posibles consecuencias posteriores a la enfermedad.

 

  • La vitamina E fortalece tus tejidos con antioxidantes. Esta vitamina optimiza la función de los linfocitos T, los cuales son parte del sistema inmunitario y se forman a partir de células madre en la médula ósea. Ayudan a proteger el cuerpo de las infecciones y a combatir el cáncer. También se llama célula T y timocito.

 

  • Las vitaminas B2, B6 y B9 tienen la función de tener siempre listo a nuestro sistema inmune para afrontar las infecciones que atacan nuestra salud, ya que aumentan el número de anticuerpos. Estas vitaminas se encuentran en aceites de pescado, huevos, plátanos, melón y aguacate.

 

  • La vitamina D se encuentra principalmente en aceites de pescado y huevos; activa a los linfocitos T en el momento preciso, y regula la producción de las citoquinas (proteínas y glucoproteínas producidas por diversos tipos celulares) que actúan como reguladores de las respuestas inmunitaria e inflamatoria.

 

  • La ingesta de zinc es un antioxidante que impide o retrasa la oxidación de nuestro cuerpo, la cual provoca alteraciones que dan lugar a ciertas enfermedades, entre ellas, el cáncer. El zinc se encuentra en carnes rojas, derivados de lácteos, huevos y cereales, verduras y frutas.

 

  • El hierro es importante para que nuestro cuerpo fabrique hemoglobina, una proteína de los glóbulos rojos que se encarga de transportar el oxígeno al resto del cuerpo; también favorece la producción de mioglobina, otra proteína que provee oxígeno a los músculos.

 

Cabe mencionar que, además de las vitaminas y minerales que el sistema inmune necesita para fortalecer las defensas, es importante que la alimentación sea balanceada, que el ejercicio sea parte de la vida diaria y que el descanso sea óptimo.

 

Recuerda que un estilo de vida equilibrado puede cambiar todo, atrévete a alcanzar tu bienestar y prepárate para vivir tu vida como tú la quieres.